Las tarjetas gráficas para centros de datos de Intel, con el nombre en clave de Arctic Sound, se anunciaron a finales de marzo (aunque sin fanfarrias) y deberían estar disponibles en algún momento del tercer trimestre de 2022.

La familia Arctic Sound de Intel para centros de datos incluye dos tarjetas: la ATS-M75 y la ATS-M150; sus números de modelo corresponden a su potencia gráfica máxima (TGP).

La tarjeta ATS-M75, de perfil bajo, se basa en dos procesadores gráficos ACM-G10 con ocho unidades de cálculo GPU, mientras que la tarjeta ATS-M150, funciona con la GPU ACM-G11, de mayor tamaño y con 32 unidades de cálculo, según ServeTheHome.

Aunque las tarjetas gráficas Arctic Sound-M de Intel se posicionan como GPU para centros de datos, están pensadas principalmente para vídeojuegos, escritorio remoto y otras aplicaciones similares, pero no para cargas de trabajo de cálculo de GPU pesadas.

Intel ARC
Intel ARC

Por otra parte, las GPU discretas de la familia DG2 de Intel también son compatibles con las instrucciones XMX, por lo que pueden acelerar las cargas de trabajo de inferencia de IA. En consecuencia, las tarjetas ATS-M de Intel no se encuentran entre las mejores tarjetas gráficas disponibles en la actualidad, aunque las GPU ACM-G11 potencian las tarjetas gráficas de sobremesa para jugadores.

Intel ofrecerá sus GPU de cálculo con nombre en clave Ponte Vecchio, diseñadas explícitamente para cargas de trabajo de cálculo altamente paralelas y que aprovechan la microarquitectura apropiada (Xe-HPC). Ponte Vecchio se dirige a aplicaciones de IA y computación de alto rendimiento que necesitan un rendimiento superior al que pueden ofrecer los productos Arctic Sound de Intel.

Una de las ventajas que tienen las GPU Arc Alchemist de Intel (y, por tanto, las tarjetas Arctic Sound) sobre los productos de la competencia es la compatibilidad con la codificación AV1 por hardware. Por razones obvias, Intel promocionará mucho esta característica junto con el consumo de energía relativamente bajo de estas tarjetas.

Los propios procesadores Xeon de Intel y las GPU de Nvidia dominan el mercado de las aplicaciones de codificación/decodificación de vídeo en el centro de datos, por lo que Arctic Sound permitirá a Intel satisfacer la necesidad, puesto que ya está bastante familiarizada con el mercado. Por su parte, YouTube, de Google, utiliza actualmente las unidades de transcodificación de vídeo (VCU) Argos, desarrolladas por la propia compañía, por lo que está por ver si el servicio de streaming de vídeo encuentra en las GPU de Intel una solución más eficiente que sus propias VCU.

Intel comenzará a distribuir sus tarjetas Arctic Sound para aplicaciones de escritorio virtual, procesamiento de medios, inferencia de IA y juegos en la nube en el tercer trimestre de 2022.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.