Las excepciones son las instalaciones con energía renovable y las ampliaciones sin prueba de trabajo.

El estado de Nueva York ha redoblado la apuesta por las granjas de minería de criptomonedas que consumen mucha energía. El mes pasado, la Asamblea estatal aprobó un proyecto de ley que se dirige directamente a las cadenas de bloques de prueba de trabajo (PoW), como Bitcoin y Ethereum, que aún no se ha fusionado. La medida impone una moratoria de dos años a las nuevas instalaciones de granjas mineras PoW alimentadas con combustible basado en el carbono. Sin embargo, deja que los proyectos basados en fuentes de energía renovable o las operaciones de minería Proof of Stake (PoS), menos intensivas en energía, sigan funcionando sin obstáculos.

Tras las medidas enérgicas de China y la prohibición total de la minería de criptomonedas, muchos operadores se trasladaron a Kazajstán y a Estados Unidos, lo que en ocasiones supuso una carga excesiva para las infraestructuras energéticas existentes.

La principal opción para los mineros en Estados Unidos era el estado de Nueva York, debido a su energía relativamente barata procedente de instalaciones hidroeléctricas y a un creciente número de centrales eléctricas de carbón clausuradas o inutilizadas que los especialistas en minería de criptomonedas podían poner en marcha con relativa facilidad.

La narrativa que rodea el peso de las criptomonedas en la red eléctrica mundial y el impacto medioambiental previsto ha llevado a los legisladores a establecer limitaciones a la minería. Junto con la moratoria, el proyecto de ley también consagra un estudio sobre el impacto medioambiental de las instalaciones mineras en Nueva York, que pretende reducir el 85% de sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.

La moratoria no se está aplicando actualmente, ya que aún debe ser aprobada (o vetada) por la gobernadora Kathy Hochul. Hochul recibió el mes pasado una donación de 40.000 dólares de «un jefe ejecutivo de una empresa que gestiona una antigua planta de aluminio convertida en instalación de criptominería», según The New York Times.

Los grupos de presión de la Asociación Bitcoin se han manifestado en contra de la medida por temor a que la «prohibición suave» se amplíe o se convierta en una prohibición total de la minería de criptomonedas en el estado. La asociación amenaza con marcharse y trasladarse a estados más favorables a la minería, como Texas.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.