Los legisladores de la Unión Europea han llegado a un acuerdo sobre la legislación que obligará a que todos los futuros teléfonos inteligentes que se vendan en la UE -incluido el iPhone de Apple– estén equipados con el puerto universal USB-C para la carga por cable antes del otoño de 2024. La norma también se aplicará a otros dispositivos electrónicos como tabletas, cámaras digitales, auriculares, consolas de videojuegos portátiles y lectores electrónicos. Los ordenadores portátiles tendrán que cumplir con la norma en una fecha posterior.

La legislación también incluye disposiciones destinadas a abordar los cargadores inalámbricos en el futuro

La normativa lleva más de una década desarrollándose, pero esta mañana se ha llegado a un acuerdo sobre su ámbito de aplicación tras las negociaciones entre distintos organismos de la UE.

«¡Hoy hemos hecho realidad el cargador común en Europa!». «Los consumidores europeos llevaban mucho tiempo frustrados con los múltiples cargadores que se acumulaban con cada nuevo dispositivo. Ahora podrán utilizar un único cargador para todos sus aparatos electrónicos portátiles».

La ley estará en vigor «para el otoño de 2024»

La legislación también incluye disposiciones destinadas a abordar los cargadores inalámbricos en el futuro, así como a armonizar las normas de carga rápida.

La legislación aún debe ser aprobada por el Parlamento y el Consejo de la UE a finales de este año, pero esto parece ser una formalidad. En un comunicado de prensa, el Parlamento Europeo afirmó claramente que la ley estará en vigor «para el otoño de 2024». Para esa fecha, todos los dispositivos cubiertos por la ley y vendidos en la UE tendrán que utilizar USB-C para la carga por cable.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.