Se prueba la NVIDIA RTX 3060M para ordenadores de sobremesa


Cuando la escasez de tarjetas gráficas golpeó con más fuerza, los ensambladores chinos tuvieron la idea de vender GPUs para portátiles como modelos de sobremesa. Ya hemos tratado este tema en varias ocasiones, pero solo ahora hay un análisis adecuado por parte de BullsLab de dicha tarjeta gráfica.

Al contrario de lo que sugiere su nombre, la GeForce RTX 3060M es una tarjeta de sobremesa, pero con una GPU de portátil. Esto significa que en lugar de 12 GB de memoria GDDR6, sólo hay 6 GB. La reducción de la memoria es una cosa, pero también hay un mayor número de nucleos CUDA. En lugar de los 3.584 núcleos del ordenador de sobremesa, la GPU para portátiles cuenta con 3.840 núcleos. Por último, hay una cuestión de TDP, ya que la variante móvil llega a los 115W y la GPU de sobremesa requiere 170W. La muestra probada por BullLab Jay está bloqueada a 80W, pero rinde casi tan bien como una GPU de sobremesa e incluso mejor que la variante para portátil de 105W.

Tanto la tarjeta híbrida como la GPU del portátil tienen el mismo nombre en clave: GN20-E3. Por lo tanto, se trata realmente de una comparación directa entre la misma GPU, pero en dos plataformas diferentes.

GeForce RTX 3060M Sobremesa vs portátil

El verdadero problema de la RTX 3060M de sobremesa es que no es realmente una tarjeta para juegos. Estas tarjetas, a menudo vendidas por empresas de las que nadie ha oído hablar antes, estaban dirigidas al minado de criptomonedas. Esto se debe a que la GPU del portátil no tiene límite de LHR, pero todavía tenía suficiente memoria para la minería de ETH.

Además, no hay controladores oficiales para estas tarjetas, sólo funcionan con controladores personalizados basados en la versión 512.15 que es bastante antigua en este momento. Esto significa esencialmente que estas tarjetas no están diseñadas para el juego y hay una fuerte creencia de que la falta de apoyo oficial significa que esas tarjetas fueron fabricadas ilegalmente, sin la aprobación de NVIDIA. Sin embargo, hay tantas ofertas en los sitios de venta chinos que está claro que a NVIDIA no le importa.

Sin embargo, el análisis de BullsLab Jay tiene algunas ideas interesantes, que no serían posibles si esas tarjetas no existieran en primer lugar. En general, parece que la RTX 3060M para sobremesa está a la altura de la GPU RTX 3060M de portátil, a pesar de tener un TDP inferior (80W frente a 105W). Como se ha explicado, esto se debe a que la GPU de sobremesa tiene una refrigeración superior que supera a las soluciones para portátiles. Como resultado, ofrece una mayor velocidad de reloj de 100 a 300 MHz, dependiendo de la carga de trabajo. Esto por sí solo es suficiente para alcanzar mayores puntuaciones en 3DMark:

Rendimiento de la GeForce RTX 3060M sobremesa vs portátil

Esta GPU híbrida es bastante buena en términos de rendimiento, pero la falta de soporte oficial, las ventas limitadas a un solo país y los diseños mediocres deberían ser ya lo suficientemente convincentes como para no comprar estas tarjetas.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.