Las nuevas normativas podrían suponer hasta un año de retraso para el coche eléctrico de Xiaomi

La presentación del nuevo coche eléctrico de Xiaomi es cuestión de semanas

Xiaomi se ha topado con un obstáculo inesperado en su camino para entrar en el mercado del automóvil. La empresa se encuentra en una fase avanzada del desarrollo de su primer vehículo, que se presentará en cuestión de semanas, pero puede que tenga que echar el freno durante un tiempo.

La quiebra de grandes empresas de coches eléctricos chinas, la causa de la nueva normativa más restrictiva

China ha experimentado un crecimiento sin precedentes en la industria de los vehículos eléctricos, pero eso también tiene su lado negativo. Muchas empresas nuevas fracasan, como es el caso habitual, pero la industria automovilística china se ha visto muy afectada por una reciente oleada de quiebras de gran importancia y las autoridades están intensificando los requisitos de aprobación de cualquier nueva empresa automovilística.

Se ha pedido a la empresa que presente documentos adicionales para demostrar no solo su capacidad financiera, sino también sus conocimientos tecnológicos. El papeleo adicional necesita una revisión, que muy probablemente llevará meses y puede generar más solicitudes de información adicional. Si la solicitud de fabricación de vehículos de Xiaomi es rechazada, la empresa tendrá que volver a iniciar el proceso.

Por desgracia para Xiaomi, el mundo de los vehículos eléctricos no espera, los competidores avanzan a un ritmo vertiginoso y cuanto más tenga que esperar la empresa, más terreno tendrá que cubrir para ponerse al día. Xiaomi acaba de registrar su primer descenso en las ventas de teléfonos en mucho tiempo este año y se supone que el esfuerzo de los vehículos eléctricos debe atraer a los nuevos clientes, pero cualquier otro retraso perjudicará a la empresa.

El coche eléctrico de Xiaomi, ¿a la venta en 2024?

La fase de I+D está terminada para el primer coche de Xiaomi, la falta de licencia no detiene el proceso de diseño ni los preparativos de fabricación. La empresa ya emplea a más de 1.000 personas y ha adquirido un terreno donde quiere construir su fábrica, con la esperanza de empezar a vender el coche en 2024. Pero la falta de licencia significa que no se permitirá la producción.

Todo el proceso puede añadir meses y posiblemente incluso un año al calendario previsto y requerirá una inversión adicional.

Lei Jun se comprometió a invertir 10.000 millones de dólares en los próximos 10 años para poner en marcha el proyecto, pero puede que tenga que invertir parte de ese dinero un poco antes de lo que pensaba. El mercado reaccionó inmediatamente a la noticia y las acciones cayeron un 5,4% en Hong Kong.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.