El nuevo contendiente en el mercado de los coches eléctricos es Foxconn

El gigante taiwanés de la electrónica entró en la industria del automóvil el año pasado con la creación de su división dedicada al sector: Foxtron. La nueva empresa no tardó en presentar al mundo el Foxtron Model C en noviembre de 2021.

Foxtron es una empresa creada por Yulon Group, fabricante de automóviles taiwanés, y Foxconn. Hasta 2020 Youlon Motors y Dongfeng vendían coches bajo la empresa conjunta china Dongfeng-Yulon. Ahora Yulon se centra principalmente en el mercado taiwanés y es propietaria de Luxgen Motor, un fabricante de automóviles establecido en el condado de Miaoli (Taiwán).

Esta complicada configuración muestra hasta dónde llegan algunas empresas para encontrar una forma más rápida de introducirse en una nueva industria. Al final, Foxconn es propietaria indirecta de Luxgen y venderá sus coches bajo esa marca.

Luxgen lleva fabricando y vendiendo coches desde 2009, pero su acuerdo con Foxconn, o más bien con Foxtron, significa que fabricará por primera vez vehículos eléctricos.

El nuevo crossover eléctrico tendrá 7 plazas y ha sido diseñado en colaboración con Pininfarina. Se supone que el coche saldrá a la venta el próximo mes de octubre, inicialmente sólo en Taiwán, pero la empresa ya está planeando la exportación internacional.

La empresa mantiene en secreto todos los detalles del coche, y el prototipo del Model C, que fue un anticipo del modelo de producción, es el único detalle que tenemos por el momento. El modelo de producción contará con unas traseras delanteras rediseñadas para cumplir la normativa internacional.

El Luxgen n7 se basará en la arquitectura EV de Foxtron, una plataforma de código abierto denominada MIH. Se trata de una plataforma modular que permite construir VE de todas las formas y tamaños, desde pequeños turismos hasta vehículos comerciales.

La plataforma MIH tiene un diseño ligero e incluye subchasis de suspensión delanteros y traseros, siendo la batería un elemento integral. El frenado y la dirección se realizan por cable, lo que simplifica aún más el proceso de adaptación a los distintos modelos de vehículos. Incluso el sistema de conducción autónoma está incorporado en la estructura base, lo que exige al fabricante de automóviles diseñar sólo la carrocería del vehículo.

Da la sensación de que hemos entrado en un círculo: antes todos los coches eran carrocería sobre bastidor, luego pasamos a los unibody y ahora volvemos a tener una carrocería sobre «monopatín» en lugar de bastidor. Permite modificaciones ilimitadas, y un número ilimitado de coches puede utilizar la misma batería estructural con componentes de suspensión.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.