Tenemos el flamante Poco M5s en casa, así que es hora de hacer un unboxing. Viene en un paquete minorista bien surtido con una funda, un protector de pantalla de plástico, una herramienta para la SIM, un cable USB y un cargador de 33W.

Poco M5S

El Poco M5s es una especie de bolsa mixta. Por un lado, tiene especificaciones sólidas como una pantalla AMOLED, una batería de 5.000mAh con carga de 33W, y cámaras principal de 64MP y ultrawide de 8MP. Pero, por otro lado, lleva un chipset MediaTek Helio G95 de 12nm de hace dos años y se refresca a sólo 60Hz.

Hay algunas cualidades adicionales que lo redimen, como la resistencia a las salpicaduras IP53, el almacenamiento ampliable, la toma de auriculares de 3,5 mm y la capaz combinación de software de MIUI 13, Android 12 y el lanzador Poco.

La pantalla de 6,43 pulgadas hace que el Poco M5s sea uno de los teléfonos más compactos, una característica clave para algunos compradores.

El Poco M5s fue presentado junto al Poco M5 y merece unas palabras sobre las diferencias entre ambos. El M5s tiene una pantalla AMOLED, una cámara principal de 64MP, una cámara selfie de 13MP y una carga más rápida de 33W.

El Poco M5 tiene una pantalla IPS LCD, pero se refresca más rápido a 90Hz. Su cámara principal es de 50MP, su cámara selfie solo de 5MP, y no hay ultrawide. Y a pesar de tener la misma batería de 5.000mAh, se carga más lentamente.

Sin embargo, el M5 lleva un nuevo MediaTek Helio G99, un chip de 6nm que, por lo demás, iguala al Helio G95 de 12nm en cuanto a procesamiento y gráficos.

El Poco M5s está a la venta desde el 6 de septiembre, a partir de 209 euros para el de 4/64 GB, 229 euros para el de 4/128 GB y 249 euros para el de 6/128 GB.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.