Arabia Saudí videojuegos

EL GOBIERNO DE ARABIA SAUDÍ AFIRMA QUE INVERTIRÁ OTROS 37.800 MILLONES DE DÓLARES EN LA INDUSTRIA DE LOS VIDEOJUEGOS

Las inversiones de Arabia Saudí se realizarán a través de Savvy Games Group, propiedad del fondo soberano PIF, que aspira a convertirse en un actor importante en la industria de los videojuegos.

Las inversiones incluirán 70.000 millones de riyales (18.600 millones de dólares) para tomar participaciones minoritarias en varias «empresas clave» que apoyan el programa de desarrollo de juegos de Savvy, y 50.000 millones de riyales (13.300 millones de dólares) para adquirir «un editor de juegos líder para convertirlo en un socio de desarrollo estratégico«.

Si es correcta, la cifra de adquisición de 13.000 millones de dólares probablemente no alcance el precio que pedirían los mayores editores externos, como EA y Take-Two, pero podría asegurar un acuerdo para la mayoría de los demás.

Además, las noticias estatales de Arabia Saudí dijeron que 2.000 millones de riyales (481 millones de dólares) se reservarían para inversiones en «disruptores de la industria para hacer crecer los juegos en su fase inicial» y empresas de deportes electrónicos. Por último, se invertirán 20.000 millones de riales (4.800 millones de dólares) en «socios maduros de la industria» que añadan valor y experiencia a la cartera actual de Savvy.

Nintendo o Capcom en el punto de mira del gobierno de Arabia Saudí

El príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman dijo en un comunicado:

«Savvy Games Group es una parte de nuestra ambiciosa estrategia destinada a convertir a Arabia Saudí en el centro mundial definitivo del sector de los juegos y los deportes electrónicos para 2030».

«Estamos aprovechando el potencial sin explotar en todo el sector de los deportes electrónicos y los juegos para diversificar nuestra economía, impulsar la innovación en el sector y ampliar aún más la oferta de entretenimiento y competiciones de deportes electrónicos en todo el Reino».

El PIF, que es un fondo soberano presidido por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, ha invertido en numerosos desarrolladores de juegos en los últimos años.

Eso incluye la compra este año de una participación del 5,01% en Nintendo (que Nintendo afirmó posteriormente que se enteró por primera vez por las noticias), participaciones del 5% en Capcom y Nexon, y miles de millones invertidos en acciones de Activision Blizzard, Electronic Arts, Embracer y Take-Two.

Los funcionarios de Arabia Saudí han dicho que las inversiones ayudarán a modernizar el reino, pero han venido acompañadas de repercusiones negativas debido a los muy criticados abusos de los derechos humanos en el país.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.