El USB-C se está convirtiendo rápidamente en el puerto universal que todos esperábamos, pero no lo suficientemente rápido para el Parlamento Europeo

 USB-C parlamento Europeo

El USB-C ha recorrido un largo camino desde su debut en 2014, convirtiéndose ahora en el estándar para la carga y la transferencia de datos básicos, así como para el audio y el vídeo de cada vez más dispositivos.

El Parlamento Europeo, enamorado desde hace tiempo de la idea de un estándar de carga de dispositivos respetuoso con el consumidor y el medio ambiente, lo está ampliando aún más. Una ley recién aprobada por el Parlamento Europeo establece que casi todos los aparatos electrónicos portátiles deberán cargarse mediante USB-C en 2026.

En este momento, la mayoría de los nuevos portátiles ya utilizan la carga por USB-C, aprovechando la flexibilidad del estándar para ofrecer una gama de potencias de hasta 100 vatios. Hay dos excepciones: la parte superior del mercado enfocado a la gama alta y la gama baja. Los portátiles baratos todavía están equipados a veces con cables de carga semipropietarios menos caros o algo como el cargador rectangular de Lenovo.

Los portátiles que requieran más de 100 vatios no estarán obligados a usar el USB-C

Por otro lado, los portátiles que necesitan más de 100 vatios siguen utilizando conexiones propietarias para sus enormes adaptadores. El Foro de Implementadores de USB está trabajando en la ampliación de ese límite y algunos de estos portátiles todavía pueden cargar lentamente a través de USB-C. Estos son los únicos portátiles que Europa permitirá vender con cargadores propietarios a partir de la primavera de 2026. Aunque nada obliga a los fabricantes a seguir esta nueva ley en todo el mundo, la racionalización de la fabricación y la economía de escala obligarán efectivamente al resto del mundo a seguirla en la práctica, si no en la legislación.

El Parlamento Europeo publicó su razonamiento en esta página web

Y según ellos diciendo que esta medida fomentará la innovación tecnológica y dará a los consumidores acceso a una mayor interoperabilidad, con la ventaja de que más cables y cargadores fácilmente reutilizables significan menos residuos electrónicos. El anuncio estima que ayudará a los consumidores a ahorrar hasta 250 millones de euros al año en la compra de nuevos cargadores.


Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.