Universidades y empresas de semiconductores no identificadas construirán un centro de investigación de chips de vanguardia.

japón 2nm

Este nuevo centro de desarrollo e investigación a 2nm de Japón se pondría en funcionamiento en la segunda mitad de esta década

El centro de investigación pata el desarrollo del nodo de 2nm estará compuesto por empresas de semiconductores de Japón y de Estados Unidos que aún no han sido nombradas, así como por varias universidades de Japón, Estados Unidos y Europa, informa Nikkei. Entre las universidades japonesas, la publicación empresarial menciona la Universidad de Tokio, el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada y Riken. También se dice que IBM está entre los candidatos a participar.

El centro llevará a cabo investigaciones fundamentales para explorar los materiales necesarios para fabricar chips con una tecnología de fabricación de 2nm para la segunda mitad de la década. Pero no está claro si Japón tiene planes de construir fábricas reales para fabricar chips comerciales. Y si esos planes existen, no está claro cuál de las empresas japonesas tiene suficiente dinero y escala para fabricar chips en un nodo de vanguardia.

Japón busca independencia y reavivar una industria de semiconductores monopolizadas por los Taiwaneses

Hace tiempo que las empresas japonesas son líderes del mercado de la microelectrónica. En la actualidad, sólo Kioxia produce memoria de vanguardia en Japón. Los demás desarrolladores de chips japoneses utilizan nodos de arrastre para fabricar sus productos en el país, o subcontratan su producción a la Taiwan Semiconductor Manufacturing Co (TSMC).

Pero el gobierno japonés quiere reactivar la industria de los semiconductores del país, por lo que ha aprobado subvenciones para que Kioxia y Western Digital, Micron y TSMC construyan nuevas fábricas en el país.

Además de gastar 350.000 millones de yenes (2.380 millones de dólares) en el nuevo centro de investigación, el gobierno japonés también pretende gastar 450.000 millones de yenes (3.071 millones de dólares) en centros de producción avanzados, así como 370.000 millones de yenes (2.525 millones de dólares) en la obtención de los materiales necesarios para la fabricación, lo que pone de manifiesto la seriedad con la que las autoridades japonesas se toman la industria de los chips.

Fuente

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.