HVS presenta el futuro del transporte de mercancías

La empresa Hydrogen Vehicle Systems (HVS), con sede en Glasgow (Escocia), acaba de presentar lo que, según ella, es el futuro del transporte de larga distancia impulsado por hidrógeno. El vehículo ha sido diseñado internamente y ofrece soluciones líderes en la industria en lo que respecta a la aerodinámica, la cadena cinemática y la ergonomía.

HVS es una empresa bastante joven, fundada apenas en 2017 en Glasgow, su principal objetivo es el diseño y desarrollo de vehículos comerciales impulsados por hidrógeno. El equipo que está detrás del primer vehículo está formado por especialistas del sector con experiencia en ingeniería y diseño de automóviles, tecnología del hidrógeno, electrónica de potencia, sostenibilidad y gestión medioambiental.

Lo más interesante del nuevo camión, además de su innovador tren motriz, es el hecho de que cuenta con una ruta de comercialización definida. La empresa se ha esforzado por conseguir asociaciones con proveedores estratégicos y uno de ellos es el Grupo EG, especializado en infraestructuras de repostaje de hidrógeno. Cuando el camión entre en funcionamiento, las estaciones de servicio y las bases de clientes de la flota estarán preparadas.

La cabeza tractora presentada por HVS está construida sobre un chasis completamente nuevo diseñado en torno a la cadena cinemática de hidrógeno desarrollada por la propia empresa. El sistema que impulsa el camión se compone de depósitos de hidrógeno presurizados, pilas de combustible, baterías y eAxle, un eje trasero con motor eléctrico incorporado.

Al tener la libertad de diseñar un camión desde cero sin las limitaciones del motor de combustión interna y todo el equipo auxiliar que lo acompaña, el equipo de diseño tuvo la oportunidad de crear un vehículo aerodinámico. Es una tarea difícil cuando se trata de camiones.

Los resultados son bastante interesantes, la cabina tiene un acceso mucho más fácil, hay más espacio en el interior y la ergonomía ha mejorado enormemente. La eficiencia del camión también ha mejorado enormemente y el propio camión tiene un aspecto bastante bueno.

La cadena cinemática utiliza hidrógeno presurizado para alimentar las pilas de combustible, que a su vez producen electricidad que se almacena en baterías para alimentar el eje trasero. También hay una conexión con la F1: el camión utiliza el KERS para recuperar energía mientras frena o reduce la velocidad, una tecnología que se introdujo por primera vez en la F1 en 2009.

Según la empresa, las pilas de combustible de hidrógeno permiten al camión una mayor autonomía y capacidad de carga, así como un repostaje más rápido que el de un camión eléctrico comparable alimentado por baterías de iones de litio. También supone menores costes de funcionamiento, pero si se compara con los camiones alimentados por gasóleo, los costes son aparentemente similares.

HVS argumenta que los tiempos de repostaje y la autonomía son mucho más importantes para las empresas de transporte y tiene sentido en un entorno en el que cada minuto cuenta. Pero el funcionamiento de los camiones alimentados por baterías es más barato que el del diésel o el hidrógeno, y si las empresas pueden ganar más dinero o malgastarlo menos, será una carrera dura.

El hidrógeno puede parecer más «natural»: repostar un coche o un camión es similar, lleva casi el mismo tiempo. En muchos casos, la infraestructura de repostaje es más fácil de instalar que las estaciones de carga de corriente continua, especialmente para los vehículos pesados.

HVS espera tener todas las respuestas para la industria del transporte, las restricciones de emisiones están llegando, las prohibiciones de los vehículos impulsados por combustibles fósiles ya están en marcha y la industria necesita cambiar y necesita hacerlo rápidamente. Los vehículos de cero emisiones que no necesitan grandes ajustes para los gestores de flotas y los conductores ganarán esta carrera.

Fuente

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.