Los superordenadores basados en Hopper de Nvidia debutan triunfalmente en la lista Green500.

superordenadores nvidia

Los primeros superordenadores basados en las GPU de cálculo H100 de Nvidia aún no han batido récords en términos de rendimiento absoluto, pero ya muestran su poderío en términos de rendimiento por vatio.

El superordenador Henri del Flatiron Institute, basado en el Xeon Platinum 8362 (Ice Lake) de Intel y acelerado por las GPU de cálculo H100 de Nvidia, debutó esta semana en las listas Top500 y Green500. Además, destronó al sistema de pruebas y desarrollo Frontier, con hardware EPYC e Instinct MI250X de AMD, del primer puesto de la lista Green500.

Lenovo construyó el superordenador Henri, y actualmente es el sistema número 405 más potente de la lista Top500 con un rendimiento Rmax de 2,04 FP64 PFLOPS, que no es nada impresionante por sí mismo. Lo que sí es destacable es que la máquina sólo consume 31 kW de potencia, lo que demuestra una eficiencia energética de 65,091 GFLOPS/Watt, el récord mundial. Para poner la cifra en contexto, la máquina Frontier TDS alcanza los 62,684 PFLOPS/W, la Frontier -el superordenador más rápido del mundo- marca 52,227 PFLOPS/W, mientras que el sistema Lumi logra 58,021 PFLOPS/W.

La máquina Henri es un superordenador relativamente sencillo para los estándares actuales: utiliza servidores ThinkSystem SR670 V2 de Lenovo, refrigerados por aire, con procesadores Intel Xeon Platinum 8362 de 32 núcleos (5.920 núcleos en total) y 80 tarjetas PCIe H100 de 80 GB de Nvidia basadas en la arquitectura Hopper. Por supuesto, el uso de refrigeración por aire para un sistema relativamente pequeño podría tener algún otro impacto en sus resultados de rendimiento por vatio. Sin embargo, las últimas GPU de cálculo de Nvidia ofrecen un rendimiento impresionante en general.

«Este superordenador abre oportunidades para realizar nuevos tipos de ciencia»

«Se trata de una máquina de trabajo, y vamos a permitir que nuestros investigadores prueben cosas nuevas e impulsen los descubrimientos. […] [Ofrece] un rendimiento muy alto y muy eficiente sin ser especialmente exótico. Sólo se necesitaron un par de personas para cargar el sistema. Este tipo de eficiencia es ahora accesible a muchos más grupos y no sólo a los mayores centros de supercomputación».

Ian Fisk, codirector del núcleo de cálculo científico del Flatiron Institute.

A decir verdad, los superordenadores basados en Nvidia (en muchos casos compuestos por servidores estándar) han sido campeones de rendimiento por vatio en la lista Green500 durante algún tiempo, por lo que es lógico esperar que el H100 continúe la racha ganadora de Nvidia aquí.

Por su parte, las máquinas basadas en AMD EPYC e Instinct MI250X no son ajenas a las métricas de rendimiento por vatio, sobre todo si se tiene en cuenta la magnitud de las máquinas Frontier, Lumi, AdAstra, Setonix y Dardel que cuentan con la tecnología de AMD. Además, seis de los 10 primeros superordenadores de la lista Green500 utilizan CPUs y GPUs de AMD, tres están acelerados por GPUs de computación de Nvidia y uno utiliza nodos basados en Xeon Platinum 8260M de Intel.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.