BRIAN BIRMINGHAM HABRÍA SIDO OBLIGADO A DAR PEORES NOTAS A ALGUNOS EMPLEADOS

blizzard sistema  evaluación

Un directivo de Blizzard ha abandonado la empresa por discrepancias sobre el sistema de evaluación de la compañía.

Según informa Bloomberg, Brian Birmingham, ingeniero jefe de software de Blizzard durante los últimos 17 años, ha abandonado la empresa debido a su sistema de evaluación del personal denominado «stack ranking«.

Como parte de este método, los directivos de Blizzard tenían que dar puntuaciones bajas a cerca del 5% de los empleados, los cuales perdían el dinero de la bonificación por participación en beneficios y tenían menos probabilidades de ser considerados para un ascenso.

Según el informe de Bloomberg, Birmingham se vio obligado a bajar la puntuación de un empleado de «satisfactorio» a «en desarrollo» (la escala más baja) para cumplir una cuota, una exigencia que contribuyó a la decisión de Birmingham de dimitir.

«Cuando los jefes de equipo preguntaron por qué teníamos que hacer esto, los directores de World of Warcraft explicaron que, aunque ellos no estaban de acuerdo, las razones dadas por la dirección ejecutiva eran que era importante exprimir a los trabajadores con peor rendimiento como forma de asegurarse de que todo el mundo sigue creciendo»

«Este tipo de política fomenta la competencia entre empleados, el sabotaje del trabajo de los demás, el deseo de la gente de encontrar equipos de bajo rendimiento en los que puedan ser el trabajador con mejor rendimiento y, en última instancia, erosiona la confianza y destruye la creatividad».

«Si esta política puede revertirse, quizá mi Blizzard aún pueda salvarse, y si es así me encantaría seguir trabajando allí. Si esta política no se puede revertir, entonces la Blizzard Entertainment para la que quiero trabajar ya no existe, y tendré que buscar otro sitio donde trabajar.»

Decía supuestamente el correo electrónico de Birmingham al personal.

Desde la publicación del artículo, Birmingham ha tomado Twitter para declarar que creía que las citas del correo electrónico eran exactas, pero afirmó que Bloomberg no se había puesto en contacto con él durante la redacción del artículo.

Describiendo la situación en sus propias palabras en Twitter, Birmingham escribió:

«En Blizzard ampliamos bastante la respuesta en 2021, y realmente creí que habíamos invertido la política de cuotas de desarrollo. Cuando se conoció la demanda por acoso sexual ese mismo año, también vimos algunos cambios, y sentí que podíamos influir en las políticas de ABK».

«La constatación de que sigue existiendo una cuota mínima para «Desarrollando», a pesar de nuestras objeciones y cartas redactadas con severidad, me lleva a creer que estaba operando bajo una ilusión. Espero que la cultura positiva de Blizzard pueda superar el veneno de ABK, pero todavía no lo está consiguiendo.

«Una vez explicado todo esto, no guardo rencor a mis antiguos compañeros de Blizzard Entertainment. La Blizzard que conocí y en la que siempre quise trabajar está siendo destrozada por los ejecutivos de ABK, y eso me entristece. Respeto de verdad a los desarrolladores con los que trabajé en Blizzard.

«Seguiré jugando a los juegos de Blizzard; los desarrolladores de Blizzard siguen siendo increíbles. Dragonflight y Wrath of the Lich King Classic son joyas. Montar dragones es increíble en Dragonflight, al igual que la incursión de Ulduar, y las nuevas mazmorras de las runas de titán en Wrath of the Lich King.

«Pero ABK es una empresa matriz problemática. Nos presionaron para entregar ambas expansiones antes de tiempo. Es profundamente injusto seguir privando a los empleados que trabajaron en ellas de su parte justa de beneficios. El equipo de ABK debería avergonzarse».

Resumiendo, Birmingham afirmó que la cuota de “Desarrollo” es “tóxica”, y que la política proviene de un nivel superior -la dirección de Activision Blizzard King- y está siendo impuesta a Blizzard.

Por Netón

Apasionado de la tecnología, el hardware y los videojuegos. Capitán del pequeño barco que es El Refugio 101.